lunes, 29 de agosto de 2011

Capítulo 9: Reencuentros


¡Hola a todos! Bueno ¡Gracias a todos por sus comentarios! ¡Yo pensé que me iban a destrozar! ¡Que me había quedado horrible el capi! ¡Pero no! Muchas gracias por sus mensajes privados.
Bueno, gracias a todos, otra cosa: pueden ver este fanfic en h t t p : / / f a n f i c t i o n . n e t / s/ 7 2 3 2 0 5 5 / 1 /  lo escribo separado por que esta page elimina las URL  y… sin quitarles más tiempo… ¡El otro capi!
Enamorándome de una ciega.
Autora: Maydeth Valera
Capítulo 9: Reencuentros.
-¡Zuko no la bebas!-
Zuko, advertido, no la bebió y la “mesera” se quitó el sombrero.
-¡AZULA!- gritaron al unísono los novios.
-¿Qué hay…? Zuzu…-dijo Azula con su típica ironía- ¿QUÉ? ¿Acaso no te alegras de verme?-
-No mucho- zuko imitó la ironía de su hermana- ¿Cómo lograste escapar?-.
Zuko colocó a toph detrás de él, en instinto de protección.
-Bueno-dijo Azula encogiéndose de brazos- ya no tienen opción sino ir conmigo-
-¿Por qué haría eso?-
-¡POR ESTO!-
Al escucharse este grito  (n/a: Quiero aclarar algo, para los que no lo han notado hasta ahora, el cuarto de zuko queda a 7 pasillos del comedor y el de toph a 5, además de que la mesa de Pae Sho no está dentro de la casa, y por eso nadie los oye, a menos que estén a unos cuantos pasillos de allí) varios soldados “fieles” bajaron y tomaron a toph por los brazos y piernas, y la llevaron con Azula, que le tenía un cuchillo en la garganta.
 -Zuzu, Zuzu… ¿Cuándo vas a aprender? ¿Por qué crees que ella te advirtió que no tomaras té? No está envenenado si te lo preguntas, pero te quita  tus poderes, y esta niña no es nada sin su tierra control-.
-¿Qué quieres Azula?-
-Ahora que lo dices… ¡Soldados, encadenen a zuko!-
Ellos obedecieron.
-¿No creen  que toph y zuko tardan?-preguntó katara.
-No se preocupen por ellos pero… ¿Y Su-lee?- respondió suki.
-Ella ha estado por horas al lado de la enfermería tensa, y sin pronunciar palabra, todo desde que llegó jet-
Toph estaba en una celda de madera, acurrucada en un rincón y sin sus poderes, no podía existir una situación más miserable, llevaba cerca de hora y media en la oscuridad, las puertas de la celda se abrieron, y ante toph, apareció Azula, toph trató de acercarse a la luz, para huir, pero Azula la tomó del hombro bruscamente, para desgracia de toph, la antigua princesa vio el collar de toph.
-¡UN COLLAR DE NOVIOS!-escupió la princesa, después se tranquilizó, tratando de no pensar lo peor- se… seguramente debe ser del avatar-
Azula se fijó en el collar llevaba el emblema real, lo que indicaba… lo que indicaba que zuko sostenía relaciones con la maestra tierra.
-¡AHORA SÍ QUE ES UN TRAIDOR!-
-¿Un traidor por qué? ¿Solo porque consiguió pareja? Algo que tú nunca lograste hacer- se burló toph.
-¡CALLATE! Además- Azula sonrió- voy a usar esto a mi conveniencia-.
Zuko estaba en las mismas condiciones que toph, pero estaba dispuesto a no mostrar debilidad, entonces llegó Azula.
-Vaya, vaya Zuzu-
-¿Qué quieres Azula?-respondió él, cortante.
-¡QUIERO QUE TE ARRODILLES Y ME SUPLIQUES DE RODILLAS EL PERDÓN!- vociferó Azula.
-¡Nunca mientras viva!-
-¿A si…?- dijo Azula irónicamente- ¡Traigan a la maestra tierra!-.
Los guardias llegaron con toph, sin cadenas, pero ella seguía sin poderes, lo que la convertía en una niña débil.
-¡ARRODILLATE! O… Guardias… mmm… diviértanse con ella-
Los dos soldados sonrieron.
 -¡ZUKO AYÚDAME! ¡POR FAV…!-toph no alcanzó a terminar la frase, la estaban besando a la fuerza, un soldado sostenía sus manos por detrás y él otro la besaba- ¡ZU…AYÚ…!-.
Toph podía liberarse por segundos, pero luego la retomaban, apenas podía balbucear, la maestra tierra empezó a llorar.
Zuko también empezó a llorar y decidió rendirse, se arrodilló.
-Azula, déjala en paz, por favor, déjala, ella no tiene nada que ver con esto- sollozaba zuko, arrodillado frente a su “querida hermanita”.
-Zuzu, Zuzu, claro que tiene que ver, no ves que pronto seremos cuñadas, además… ¡DEMASIADO TARDE!-dijo Azula- Guardias, continúen-.
El soldado se separó, pero no para soltar a la niña, sino porque le tocaba “el turno” a el otro soldado. Azula salió con un aire de victoria y con una sonrisa sínica, mientras tanto…
-¡Zuko ayúdame!- esa fue la primera frase que toph pudo decir completa, pero por que los guardias la tomaron de las manos, para… terminar con su trabajo.
-¡PAR DE DESGRACIADOS! ¡DÉJENLA EN PAZ!-
Los guardias lo ignoraban, zuko trató de derretir sus cadenas, pero esto le causaba un dolor impresionante, porque a la vez (como estaban en contacto) le quemaban las manos.
Su-lee estaba callada pero de pronto…
-¡AH!- gritó ella, sus  manos se volvían rojas, sentía que se quemaba, rápidamente buscó agua, pero no lograba calmarla, el dolor no era de ella.
Zuko paró (alivio para Su-lee), le dolían mucho las manos, al parar, vio que los soldados trataban de arrancarle la blusa a toph, el Señor del Fuego se llenó de tal rabia que ya no pudo soportar más al espíritu del Dragón Negro, no pudo…
Los ojos de Su-lee se volvieron blancos y  [n/a: Si aún no lo han notado, el jardín queda cerca del comedor (cuando aang invitó a toph) y cerca de la enfermería (Cuando Su-lee y zuko despertaron)] comenzó a entrenar en el jardín como loca.
Los ojos de zuko se volvieron rojos, con una furia desenfrenada comenzó a derretir el metal, aunque al verdadero zuko le doliera.
Los ojos de zuko se volvieron de nuevo blancos.
Los ojos de la nueva integrante del grupo avatar volvieron a su castaño original, a ella le dolía la cabeza y se dejó caer desmayada en el suelo del jardín, nadie la había visto.
Zuko se sobo la cabeza, pero al ver que los soldados ya habían terminado de rasgar la camisa (dejando a toph sin nada del ombligo para arriba) sabía que lo importante era ayudarla, se acercó por detrás y creyó lanzar un ataque de fuego control, pero para sorpresa de él mismo su fuego control había desaparecido, igual que la última vez.
Los soldados voltearon, dejando a toph tirada en el suelo, y, por la caída, con múltiples raspones, aunque no muy grandes. Las pupilas de toph se agrandaron, dejando los ojos de toph casi totalmente negros, ella estaba traumatizada, temblorosa y balbuceando cosas sin sentido, estaba en su propio mundo.
Zuko batalló con los soldados y, por su experiencia, fácilmente ganó, luego se acercó y recogió a toph del suelo, ella estaba todavía en ese estado, una lágrima corrió por la mejilla del supremo gobernante de la Nación del Fuego “Me duele tanto verte así toph” pensó él, al ver a toph en ese estado.
“Todo esto es mi culpa, si no me hubiera metido con sus sentimientos, esto no hubiera pasado, estaría mejor con el avatar, ¿Por qué la ilusioné? Nunca nos aceptarán” Se culpaba él.
Llegó a una esquina miró y había unos soldados… ¡TRATANDO DE QUITARLE LA ROPA A UNA NIÑA DE LA EDAD DE TOPH! La niña tenía ropas de la Nación del Fuego, una capul (la moña o “la china” como le digan, es ese moño que uno se coloca en la frente) y con una cola de caballo alta, la niña intentó hacer fuego control, lo que daba a saber que era de la Nación del Fuego.
Zuko odiaba ver esto, así que, cuando tuvo su primera oportunidad, noqueó  rápido a un guardia y se disfrazó, nadie se dio cuenta.
-¡DÉJENLA EN PAZ!-
Zuko salió de su escondite y de un movimiento tiró a los dos soldados al suelo, inconscientes.
Con un ademán le dijo a la niña que lo siguiera, quien no lo dudó, pero miró con extrañeza a toph, ella creía haberla visto antes.
““Cuanto extrañaba actuar con “el espíritu azul” je”” se sinceró zuko consigo mismo, toph seguía temblorosa y sumida en su propio mundo, eso a la niña de la linda capul no le extrañó, ya que de pronto le estaban tratando  de hacer lo mismo que a ella.
-¿Cómo te llamas?-dijo ella tratando de iniciar la conversación, pero solo recibió un silencio por respuesta- Mmm… parece que no hablas o algo así, bueno… -la niña sonrió- ¡Me llamo Angie!-
{N/a: Angie se pronuncia |Onyi| [las líneas (||) significa la pronunciación] solo para aclarar, ¡ah! Y las líneas se consiguen con la combinación (Alt Gr) + (1)}
-Muy bien- fue lo único que zuko dijo.
Llegaron a la casa de zuko.
-Toma- le dijo zuko dándole una manilla-ponte esto, dirígete por este pasillo y llegaras al comedor, allá di que eres amiga de Iroh…-
-¿Quién es Iroh?-
-Eso no importa, solo obedece y te sigo diciendo, muéstrale el brazalete al más anciano y  él les dirá a todos que es cierto, mantente en cubierto hasta que regrese-
Angie asintió y obedeció.
-Pienso que toph y zuko se demoran mucho, solo miren la hora, ya vinimos a merendar y ellos no vinieron ni al  desayuno- dijo katara.
-No te preocupes, seguro que, como muchas otras veces, zuko faltó a desayunar y toph quiso acompañarlo- la tranquilizó iroh.
-¿Por qué será que ni aang ni Su-lee vienen a comer?- comentó suki.
-Yo pienso que aang está enojado con zuko y sobre lo de Su-lee, no tengo ni media idea-
La conversación se interrumpió por que llegó Angie.
-¿Y quién eres tú?-dijo suki arqueando la ceja.
-Mi… mi nombre es Angie y soy amiga de I… Iroh- a Angie se le había olvidado por un momento el nombre del general- ¿No es así?-
Iroh iba a contestar que no, pero la niña disimuladamente y sin que nadie se diera cuenta se subió la manga de la camisa mostrando el brazalete.
-Si… Ella es una vieja amiga- dijo iroh al notar el brazalete- ¿Quisieras sentarte a comer Angie?-
-Con mucho gusto-dijo ella siguiéndole el juego.
Entonces llegó aang.
Angie y aang arquearon las cejas.
-¿Kuzon?-¿Angie?-dijeron ambos al unísono.
-¿Ustedes dos se conocen?- preguntó suki, interrogativa.
Los chicos ignoraron la pregunta y se miraron fijamente boquiabiertos.
-No recuerdo que fueras calvo-
- Es que… yo soy el avatar aang-
-¡¿Tú eres el avatar?!-
-Un momento… ¡Ya te recuerdo! Tú eras la chica con quien aang bailo en la Nación del Fuego- interrumpió katara.
-Si… Es cierto, de esa vez que perdimos en Ba Sing Sé y bajamos a la Nación del Fuego, aang se metió en la escuela fingiendo llamarse Kuzon y te conoció a ti, recuerdo que hicieron una fiesta- dijo sokka.
-Con razón eras tan raro- dijo Angie con una sonrisa.
-Y… ¿Cómo llegaste acá?-
-Bueno yo estaba apr…- Angie recordó que no debía decir su verdadero motivo- Yo soy prima del tío del padre del mejor amigo del hijo de Iroh- dijo ella aceleradamente.
-Si… ella es la prima del tío del padre del mejor amigo de Lu Ten- dijo Iroh tratando de que no lo descubrieran-
-Muy bien- dijo aang en medio de su inocencia, entonces llegó zuko con el pecho descubierto.
Los ojos de Angie se volvieron dos corazones y empujó a aang provocando que cayera, el hizo un puchero.
-No puedo creerlo, el señor del fuego en persona, que lindo eres, y tan musculoso, con ese pelo lacio, y esa cicatriz te hace ver más varonil, ¿Levantas pesas todos los días?...-decía Angie tan aceleradamente que apenas se le entendía, zuko se puso rojo de la vergüenza.
“Primero toph, después katara, después suki y ahora Angie ¿Qué tiene zuko que atrae a las mujeres? O por lo menos, ¿Qué tiene el que no tenga yo?” pensaba aang [n/a: voy a responder la segunda pregunta de aang: es un chico malo (chicas admítanlo, nos derretimos por ellos), tiene una cicatriz (cosa que nos vuelve locas), es muy sufrido, y… ¡Es el señor del Fuego!].
­_____________________________________________________
Después de la merienda zuko se dirigió a la habitación de toph, ella seguía así desde hace horas, esa experiencia la había dejado traumatizada, zuko se acercó y la abrazó.
-¡Ayuda!-gritó ella aún sumida en su propio mundo.
Sokka estaba en el pasillo y oyó el grito, salió corriendo a donde toph.
Al encontrar a toph temblorosa y a zuko abrazándola, sokka pensó lo peor, entonces colocó una mano en su espada para desenvainarla y…
Continuara…
¿Qué tal me quedó? Lo sé, soy pésima escribiendo tramas, esto es, seguramente, lo peor que han leído en sus vidas.

jueves, 25 de agosto de 2011

Capítulo 8: No fue mi intención


¡Hola a todos! Sé qué hace tiempo que no escribo, pero no fue por que no quise, sino por lo agobiada que estoy con lo del cole, tareas, investigaciones, actividades extracurriculares, música, canto, ixl, ensayos, poesía, apenas podía respirar ¡Por Dios! O como diría katara ¡Por los espíritus! Jejejejejejejejejejeje, el song de hoy es “es por ti” de juanes, espero que ustedes oigan los songs que les recomiendo, porque lo hago ya que se adecuan al capítulo y no es coger una canción y nada más, bueno, otro comente: En las series siempre  me identifico con las niñas que parecen más niños por ejemplo: en “Avatar: la leyenda de aang o el último maestro aire” me identifico más con toph, en “Las chicas súper poderosas Z” me identifico más con bellota, no sé porque pero bueno ¡Bye! Nota: De este fic los únicos personajes que me pertenecen son Su-lee, Huari y los espíritus del dragón blanco y negro.
Enamorándome de una ciega.
Autora: Maydeth Valera.
Capítulo 8: No fue mi intención.
Se dejaron llevar, un beso, ellos abrieron los ojos (todavía besándose) y sokka vio de nuevo sus ojos, de repente recordó que zuko era su mejor amigo, no podía hacerle eso a él, entonces…
Entonces sokka se iba a separar, pero toph lo rodeo con sus brazos, mala suerte para ellos porque…
­­– ¿Cómo pudieron hacerme esto? –
Ellos se separaron rápidamente y… vieron a zuko, él había observado todo, pero estaba inmutado, ni siquiera había gritado la frase, solo volteó el rostro, en señal de desprecio, toph y sokka reaccionaron… ¿Qué estaban haciendo? Y se puso peor, a un lado de zuko estaba suki, con la misma señal, el rostro volteado, y con los ojos cerrados para evitar a las lágrimas que se derramaran, ellos estaban allí por que paseaban (n/a: suki no vio a jet, ella le dijo a katara que abriera, luego se retiró, se fue a buscar a zuko para llamarlo a comer, y después fue a buscar a sokka y toph, perdonen que no haya escrito eso, fue solo que no hallaba donde) y vieron como toph y sokka se besaban. (N/a: recuerden que zuko puede “ver” con su fuego-control y él, a diferencia de lo que hacía toph, puede ver rostros y objetos en el aire)
-N… n… no… no es lo que parece- balbuceó toph, sabía que había metido la pata.
-Nunca creí que me harías esto sokka- suki no pudo contener más sus lágrimas, zuko la abrasó y le besó la frente, lo que molestó mucho a toph y a sokka, claro que zuko solo lo hizo porque eran amigos.
-¿Vieron lo que hacen?-dijo zuko bajando los ojos, suki seguía llorando amargamente en el pecho del príncipe- Toph, ¿Por qué me hiciste esto? Y tú, sokka “mi mejor amigo”-.
Sokka y toph al oír esto, cambiaron su expresión de furia por tristeza.
-Ya es hora de comer-dijo zuko fulminándolos con la mirada-vamos suki-.
Zuko levantó el rostro de la guerrera, limpió sus lágrimas y la agarró por la espalda, ella iba cabizbaja.
Sokka y toph se quedaron mudos, se levantaron y con la cabeza gacha fueron hacía el comedor, de vez en cuando cruzaban sus miradas inundadas de tristeza, pero no pronunciaban palabra alguna.
……………………………………………………………………………………………………
-¡Jet!-
-Ka… katara a… ayúdame- medio alzó el rostro para pedir ese favor, pero el vio a…
-¡Su-lee!-
Ella abrió mucho los ojos.
-¡Jet!-gritó la mercenaria.
-¡¿Qué hace ella aquí?!-jet apenas dijo eso y cayó desmayado.
Katara llevó a jet a la enfermería, Su-lee esperaba afuera, temblorosa y sudando frío, lo que no pasó desadvertido para nadie.
-Su-lee, vamos a comer, él se pondrá bien-
Su-lee no se movió.
…………………………………………………………………………………………………….
Suki y zuko fueron los primeros en llegar a comer, luego los siguieron aang y katara, ellos saludaron, pero ni zuko ni suki respondieron, como a los 10 minutos llegaron toph y sokka, se sentaron, apenas hicieron esto zuko y suki tomaron sus tazones de arroz y se sentaron a comer aparte en la mesita del té.
Ambos llevaban la mitad de la comida sin pronunciar palabra.
-De verdad quiero mucho a sokka-murmuró suki, comenzando la conversación.
-Yo también a toph ¿Por qué nos hicieron esto?-respondió zuko.
-Tal vez solo estaban confundidos-
Zuko sonrió.
-Admiro tu optimismo-
-¿Por qué no hablamos con ellos después?-
-Está bien- zuko sonrió de oreja a oreja, tal vez suki tenía razón-Yo primero voy con sokka y tú con toph, y luego cada uno con su pareja ¿No lo crees?-.
-Sí- suki sonrió.
……………………………………………………………………………………………………
El joven guerrero estaba en su cuarto, agobiado completamente por sus pensamientos “¡¿Cómo fui capaz de hacerle eso a suki?! Ella me quería y yo le respondí besando a otra y haciéndola llorar, y zuko… ¡Él era mi mejor amigo! ¿Cómo fui capaz? Ahora estoy seguro que a suki le gusta zuko, y no la culpo, él es tierno, por eso toph se enamoró de él, además que la consoló, la besó en la frente, y la abrazó, yo quedo solo” pensó sokka. Sus pensamientos se interrumpieron porque tocaron a la puerta.
-Adelante-respondió con desgano.
-Soy yo-
Zuko  entró, a sokka le sorprendió verlo.
-Mátame rápido, ahora no tengo por qué vivir-
Zuko sonrió.
-No he venido a matarte sino a pedirte una explicación-
Sokka suspiró.
…-…-…-…-…-…-.---….---…---…----….----….---…---…---…---…---….--------
-Adelante-
-¿Toph?-
-Suki, no estoy de humor para discutir, no te preocupes, zuko es tuyo, sé que superaste a sokka-
-¡¿Zuko?! Lo siento, pero no es mi tipo- dijo suki riéndose.
-Lo siento por lo de sokka, solo me dejé llevar-
-No te preocupes, ya te disculpé-
Toph sonrió.
-Y dime, ¿Por qué te gusta zuko?-
-Es que tenemos tanto en común, ambos somos de la alta sociedad, ambos somos fuertes, ambos tenemos una deformidad, o tenía-dijo toph bajando la mirada recordando que zuko le había dado su vista y ella lo había devuelto besando a su mejor amigo- los padres de ambos se avergüenzan de nosotros, y ambos dejamos todo por ayudar a aang- finalizó toph.
-Zuko aún está enamorado de ti-
-¿Enserio?-
-Si-
Ambas sonrieron.
-Voy a buscar a sokka-
…………………………………………………………………………………………………
Sokka ya le había contado a zuko lo que había pasado (no sería útil repetirlo).
-Solo estaba confundido-
-No te preocupes, te perdono… y si no te importa, me tengo que ir-
Entonces llegó suki.
-¡SUKI!-gritó el guerrero- ¿me perdonaste?
-Sí- dijo ella, se dieron un beso.
…….----------………..-----------…………-----------……..----------…………------
-Toph-
-¡Zuko!- ella se tiró a abrasarlo, el correspondió- entonces… ¿No estás enojado conmigo?-
-No-
-Bien- dijo ella con una enorme sonrisa.
-Te amo-
-Yo igual zuko-
Toph se tiró en la cama.
-¿Qué sucede?-
-Son mis padres- suspiró toph.
-¿Qué hay con ellos?-
-Es que… ¿Te acuerdas el día que te traicioné?-
-Se suponía que debía olvidarlo-bromeó zuko, toph se inmutó.
-Es que ellos no quieren que tenga novio, y estoy segura que será lo primero que me van a preguntar-suspiró, luego miró a los ojos al príncipe-nos separarán zuko-desvió la mirada-no sé si mentirles-
-No te preocupes-
-Zuko, ¿Tú que crees? ¿Les miento o no les miento?-
-Bueno toph-comenzó zuko-mi punto de vista en realidad no importa, y para que entiendas esto, te lo voy a decir-
Toph giró los ojos “Prepárate para un gran sermón toph” pensó ella.
-Hay ciencias que se estudian por el simple hecho de saber cosas nuevas; otras, para aprender una destreza que permita hacer o utilizar algo; la mayoría, para obtener un puesto de trabajo y ganarse con él la vida…-
“¿Y eso que tiene que ver con mentir?” pensó toph.
-Si no sentimos curiosidad-prosiguió zuko- ni necesidad de realizar tales estudios podemos prescindir tranquilamente de ellos. Abundan los conocimientos muy interesantes pero sin los cuales uno se las arregla bastante bien para vivir; yo, por ejemplo, lamento no tener idea de astrofísica ni ebanistería, que a otros les darán tantas satisfacciones, aunque por tal ignorancia no me ha impedido ir tirando hasta la fecha…-
“Todavía no me sigue sirviendo” pensó toph, aunque seguía escuchando atentamente.
-Y tú, si no me equivoco, conoces las reglas del soccer-tierra pero estás bastante mal en balón de aire. Lo que quiero decir es que ciertas cosas uno puede aprenderlas o no, a voluntad. Como nadie es capaz de saberlo todo, no hay más remedio de elegir y aceptar con humildad lo mucho que ignoramos.-pausa-Se puede vivir sin saber nada de astrofísica, ni de ebanistería, ni soccer-tierra, incluso sin saber leer o escribir: se vive peor, si quieres, pero se vive. Ahora bien, otras cosas hay que saberlas porque en ello, como suele decirse, se nos va la vida…-
“¡Por los espíritus! ¡Al punto ya!” toph seguía impaciente.
-Es preciso estar enterado, por ejemplo que saltar desde el balcón de un sexto piso no es cosa buena para la salud;-dijo zuko con algo de ironía-o de que una dieta de clavos o ácido prúsico no permite llegar hasta viejo. Tampoco es aconsejable ignorar que si uno cada vez que se cruza con el vecino le atiza un mamporro las consecuencias serán antes o después muy desagradables…-
“¿Y eso quién no lo sabe?” toph estaba desesperada por que llegara al punto.
-Pequeñeces así son importantes. Se puede vivir de muchos modos pero hay modos que no dejan vivir, En una palabra, entre todos los saberes posibles existe al menos uno imprescindible: el de que ciertas cosas nos convienen y otras no…-
Zuko empezaba a sonar más profundo, así que toph dejó de quejarse internamente y se puso a prestarle atención.
-No nos convienen ciertos alimentos ni nos convienen ciertos comportamientos ni ciertas actitudes. Me refiero, claro está, a que no nos convienen si queremos seguir viviendo. De nodo que ciertas cosas nos convienen y a eso solemos llamarlo ‘Bueno’ porque nos sientan bien; tras, en cambio, nos sientan pero que muy mal y a eso solemos llamarlo ‘Malo’…-
A toph empezó a interesarle, entonces se acercó, un poco aburrida pero también un poco interesada.
-Saber lo que nos conviene, es decir; distinguir entre lo bueno y lo malo es un conocimiento que todos intentamos adquirir, todos sin excepción, por la cuenta que nos trae. Como he señalado antes, hay cosas buenas y malas para la salud: es necesario saber lo que debemos comer, o que el fuego a veces calienta y otras quema, así como el agua puede curar pero también ahogarnos…-
Toph, al escuchar esta comparación, se llenó de rabia, creyendo que se trataba de él y katara.
-Sin embargo, a veces las cosas no son tan sencillas: ciertas drogas, por ejemplo, aumentan nuestro brío o producen sensaciones agradables, pero su abuso continuo puede ser nocivo…-
Toph empezaba a comprender lo que zuko quería decirle.
-En unos aspectos son buenas y en otras malas: nos convienen y a la vez no nos convienen. En nuestro mundo, esto se da mucho.-zuko suspiró, ya había llegado al punto y tenía que hacerlo con cautela, por eso ese graaaaande sermón antes- La mentira es algo en general malo, por que destruye la confianza en la palabra, y todos necesitamos hablar para vivir en sociedad, y enemista a las persona; pero a veces parece que puede ser útil o beneficioso mentir para obtener alguna ventajilla. O incluso para hacerle un favor a alguien. Por ejemplo: ¿Es mejor decirle al enfermo de veneno de serpiente-león la verdad sobre su estado o se le debe engañar para que pase sin angustia sus últimas horas?-zuko apretó los puños, recordando que eso fue lo  hizo con Mai.
Esta acción no pasó desapercibida por toph pero decidió no interrumpir.
-La mentira no nos conviene, es mala, pero a veces parece resultar ser buena-zuko suspiró, había terminado.
-Entonces… ¿No miento?- dijo toph arqueando una ceja.
-No-dijo zuko indiferente
-¡Tantos rodeos para decirme que no!-
-mmm… si-
-Bueno vamos a comer-
-Bien-
Ya se habían preparado, pero de repente…
-Toma señorita-dijo una “mesera” con sombrero.
Toph la bebió, pero de repente se desvanecieron sus poderes.
-¡Zuko no la bebas!-
Zuko, advertido, no la bebió y la “mesera” se quitó el sombrero.
-¡AZULA!- gritaron al unísono los novios.
CONTINUARA…
Mmm… me quedo patético, ay *mirada triste* creo que soy pésima, déjenme reviews que digan “te quedó horrible”  o lo que quieran… esto, literalmente, es “para que coma el polvo” Adiós…

Capítulo 7: Cambiar para volver a ser normal


¡Hola a todos! Bueno, aquí está el siguiente capi, no habrá lemmon pero no me culpen pues es SU culpa, ¡ustedes no me enviaron reviews!, pero no se preocupen, los perdono, solo 2 personas se dignaron a enviar un review y no sonaron muy entusiasmadas así que pensé que en otra ocasión será el lemmon, bueno ¿Ustedes no notaron que desde que toph se enamoró de zuko se volvió la nenita que aparentaba ser cuando estaba con sus padres? (excepto con Su-lee, con ella si se comportaba normal), bueno, era para aclarar, otra aclaración Su-lee se pronuncia su-lii o suu-li y aquí otro dato: En mi fic, sokka es el mejor amigo de toph (aunque no siente nada por ella sino por suki), y el “cuate” (por no repetir mejor amigo) de zuko. ¡Lean y nos vemos al final! El song de hoy es: “Hurry up and save me” de Tyffani Giardina. 
Enamorándome de una ciega.
Autora: Maydeth Valera (o maidy como me quieran decir)
Capítulo 7: Cambiar para volver a ser normal.
Toph se sentó y besó a zuko, pero no como lo hacía generalmente, sino más apasionadamente, zuko se dejó llevar y con sus manos empezó a buscar el prendedor del vestido de la niña (el broche que sostiene el vestido) y se disponía a quitárselo entonces…
Entonces toph se dio cuenta.
-¡¿Qué rayos estás haciendo?!- gritó la maestra tierra.
Ella se empujó hacia la puerta con su tierra control y salió corriendo por los pasillos.
Zuko corrió tras ella “¡¿En qué estaba pensando?! ¡Por el ave fénix!” pensó zuko dándose cuenta de lo tonto que había sido, toph paró creyendo tenerle ventaja a zuko, estaba agotada, se disponía a correr de nuevo, pero la tomaron de la muñeca, zuko estaba allí llorando, ella no lo pensó dos veces, le pegó una bien merecida cachetada, zuko se quedó inmóvil, no por la cachetada (n/a: obviamente no puede doler tanto de una niña de 12), sino por el hecho de que toph lo había rechazado al igual que él a ella hace como 3 semanas.
Su-lee estaba haciendo una lucha (practicada) con katara y de repente sintió que la golpearon, katara paró.
-¿Te pasa algo?-
-Nada grave… alguien golpeó  a zuko- pausa- de… de… de... debo alcanzar a toph-dijo ella dándose a correr.
Katara arqueó la ceja.
Toph corría pero alguien la tomo del hombro, era Su-lee fulminándola con la mirada.
-¡¿Y tú que quieres?!-preguntó toph altanera.
-Sé que no te agrado, pero me tienes que responder ¿Por qué golpeaste a zuko?- Su-lee cambió la mirada, pero seguía seria.
La joven de ojos ámbar lo había olvidado, Su-lee sentía lo que zuko hacía.
-Por… por atrevido-
Su-lee abrió mucho los ojos, lo comprendió en seguida, pero sabía que zuko no sería capaz de dañar a toph, la nueva integrante del equipo avatar relajó su expresión por una cariñosa.
-Estoy segura que él no lo hizo por malo-Su-lee sonrió- ve, pídele una explicación-
Toph sintió que la punzaban en el pecho, era cierto, zuko no sería capaz de dañarla, además, él iba a pedir disculpas antes de que ella le diera mera cachetada.
-¿Tú… tú lo crees?-
-Si-
Toph iba a ir donde había dejado a zuko, pero Su-lee la detuvo.
-Entonces… ¿Por qué no me perdonaste cuando traté de unirme a ustedes?-
-Es que… pensaba que sentías algo por zuko-
-Sabes, él es prácticamente un hermano y por eso lo quiero mucho… no te preocupes-dijo Su-lee.
Zuko estaba arrodillado, pensando que era miserable, que sin toph era imposible vivir, estaba decidido a quitarse la vida por lo que casi hizo, cogió la daga de su tío, ya se la iba a clavar pero…
Pero una roca tumbó el cuchillo con todo y estucho.
-¡¿Qué rayos pensabas hacer?!-
-To… ¿Toph? Perdóname-
-Ya lo hice “chispita-hotman”- 
Zuko se sorprendió de que lo llamara así, él no lo había notado, pero desde que ellos dos eran pareja, ella había a comenzado a ser pues…femenina. La vieja toph había regresado. Zuko sonrió.
-Toph-dijo zuko, tirándose a abrazarla, ella bajó los ojos.
-Se… seamos solo amigos-ella dijo todo lo contrario de lo que quería decir dentro de su corazón.
Zuko se separó, toph esperaba que el pidiera explicaciones o algo así pero en cambio solo respondió con un –Está bien…-
Sokka estaba sentado leyendo a mala gana (n/a: obviamente que de mala gana) entonces oyó mucho ruido en el jardín y a una niña gritando. “Toph –pensó sokka- bueno al menos es una excusa para dejar de leer sin que katara me regañe”.
Ella trataba de hacer un movimiento de tierra control que aparecía en un pergamino, pero había un paso que parecía más una pirueta, y ella no lo lograba hacer. Se volvió a caer.
-¿Qué haces toph?-dijo sokka mordiendo una manzana.
-¿Qué crees? Trato de hacer tierra control-dijo toph sarcásticamente.
-No se suponía que eras “la mejor maestra tierra de todos los tiempos”-
-Pero por lo menos tengo manejo de los elementos a diferencia de otros-
-Ven, muéstrame el pergamino y yo veo si te puedo ayudar con alguna de las piruetas-
-Está bien- dijo toph subiendo los hombros y tirándole el pergamino a sokka.
-Déjame ver…-dijo sokka rascándose la cabeza algo pensativo.
-¿Es algo así?-
Sokka empezó a realizar perfectamente los movimientos de tierra control, como si de verdad fuera un maestro. Toph se sorprendió, de verdad era bueno.
-¿Y cómo me quedó?-
-Perfecto-dijo toph boquiabierta.
-A ver, hazlo tú, y yo te ayudo cuando te equivoques-
Toph comenzó a ejecutar los movimientos, se cayó en la misma pirueta de siempre, era sencilla, un salto en el aire con movimientos de manos, pero por alguna razón perdía el equilibrio.
-¡Au!- gritó toph del dolor de la caída.
-Yo te ayudo- sokka la tomó por detrás y la guío con las manos, ella se ruborizó-Mira, cuando haces los movimientos te inclinas muchos hacia acá, pero si mantienes las manos en esta posición no te caes, ¿Ves?-
Toph se puso roja, sokka no le prestó mucha atención, ya que el solo la consideraba su mejor amiga.
-¡Ahora inténtalo!-
Toph empezó y por primera vez lo logró, del suelo salió un cráter, sokka se cayó del susto y puso una mueca de horror muy chistosa.
-¡¿Qué rayos es eso toph?!-
-No te asustes “chico boomerang” es solo un volcán y está activo, lo creé-
-¡Toph, baja ese volcán inmediatamente!-ordenó sokka, ya empezaba a sonar a katara.
-Está bien-
Toph bajó los brazos, el volcán desapareció.
-Gracias-dijo toph amablemente, sokka no comprendía, prueba de eso fue que arqueó una ceja.
-¿Por qué?-
-Por enseñarme la pirueta ¿por qué más?-
-AH- dijo él algo apenado- de nada-.
Toph deslizó el pie (apropósito) haciendo que sokka cayera.
Sokka se arrodilló agarrándose la cabeza en un gesto de dolor, se encontró con los dulces ojos dorados de la maestra tierra (n/a: recuerden que toph tiene los dulces ojos miel de zuko).
Se dejaron llevar, un beso, ellos abrieron los ojos (todavía besándose) y sokka vio de nuevo sus ojos, de repente recordó que zuko era su mejor amigo, no podía hacerle eso a él, entonces…
-Cambio de escena (soy malvada)-
Katara, suki y Su-lee estaban hablando (como cualquier otra mujer) y tocaron la puerta.
-Katara atiende-dijo suki.
-¡¿Y por qué yo?!-
-Porque suki fue la vez esa que vino el verdulero, y yo cuando vino el mensajero, te toca-dijo Su-lee burlándose.
Katara obedeció y cuál fue su sorpresa cuando vio a….
-¡Jet!-
Él se hallaba con su uniforme de siempre, sin su típica rama entre los dientes y con una mano en las costillas y la otra sosteniéndose.
-Ka… katara a… ayúdame- medio alzó el rostro para pedir ese favor, pero el vio a…
-¡Su-lee!-
Ella abrió mucho los ojos.
-¡Jet!-gritó la mercenaria.
Continuara…
¡Que chévere! Bueno aquí las dos preguntas: ¿Qué hará sokka? ¿Qué pasó con jet?
Descúbrala en el siguiente capítulo de Enamorándome de una ciega…

Bueno, ya saben muchos, muchísimos reviews.
¡Bye!